Transcendence: Identidad Virtual


Transcendence es una nueva adaptación cinematográfica que nos permite encontrar a Christopher Nolan  como productor y Wally Pfister en el papel de director. Esta dupla viene haciendo estragos hace más de diez años con sus películas, y aquellas personas que no hayan visto alguna de las genialidades que hicieron juntos (como por ejemplo Inception, Insomnia, The prestige, entre otros) van a ser considerados inmediatamente amebas cinematográficas. Siempre recomiendo que vean películas de Nolan ya que él tiene su sello personal. Me ha pasado de ver Transcendence y que me haya acordado a ciertos detalles que vi en Insomnia. Por eso mismo apelo a no quedarse con una sola película de él, ni de su dupla con Pfister, ya que en ambos pueden encontrar un lugar seguro para una puesta en escena, en donde los giros de tiempo, de realidades, personajes, y espacios, te sumergen en un limbo.


Una de las tantas marcas de Christopher y Wally es central, puntual, y reconocidísima: el fetiche que tienen por ciertos actores, que ya sea en personajes principales o secundarios, siempre  aparecen en sus películas. Tal es el caso de Morgan Freeman y Cillian Murphy. Para esta nueva adaptación adquirieron a un nuevo actor estelar, Johnny Depp, en donde desempeña muy bien su papel siendo el Dr. Will Caster; interpretando el papel de su esposa está la actriz Rebecca Hall, uno de los personajes centrales de la trama. Y también, adquiriendo como nueva reliquia (y espero no equivocarme, pero me imagino que en próxima adaptaciones de la dupla va a estar), nos encontramos a Kate Mara (House of Cards) haciendo de Bree y metiendo un poquito de quilombo en la historia.

El Dr. Will Caster junto a su esposa Evelyn y sus amigos y compañeros de proyecto, Joseph Tagger y Max Waters, son científicos que investigan la inteligencia artificial. Will en una conferencia de prensa dice algo muy importante, dice que su esposa lo que quiere es salvar el mundo, pero él lo que busca es entenderlo. En el mismo momento en que se desarrolla esta conferencia de prensa, en diferentes puntos del país, donde se encuentran otros centros de investigación, sufren atentados por parte de grupos que están en contra de estas investigaciones realizadas por el equipo del Dr. Caster. A Will, lo disparan a la salida, dañándolo superficialmente, hasta que se enteran que la bala contenía un fuerte veneno químico, que solo le deja un mes de vida. A partir de este suceso, y de investigaciones avanzadas por parte de otros de los colaboradores del proyecto, se empieza a dar una búsqueda de meter la consciencia e inteligencia de Will en una base de datos, y que con esto  sea posible adquirir el conocimiento mundial (a través de estar conectado a internet) sobre enfermedades, y problemas mundiales, que puedan ser solucionados mediante la tecnología, y que esto permita un mundo mejor.


  • Película recomendable para ver BIEN despierto. No perder detalle alguno. Algunos M&M, o chocolates en barra con almendras son fundamentales para disfrutarla. Puntaje de 8 estrellas sobre 10. 

1 comentario:

  1. Definitivamente un aplauso de pie para Wally Pfister, de quien se nota su magia a la hora de dar ese toquecito artístico fotográfico, en escenas donde tan solo con 20 segundos, puede crear un clima prácticamente poético.
    Un guión hiper afilado. Actuaciones que no merecen crítica alguna. Y una trama que pareciese pecar al querer desnudar tanto las miserias humanas; pero que en el fondo deja un mensaje en el aire, con el cual màs de uno quedarà titubeando...
    Menciòn aparte para Paul Bettany, quien con papel, se devora la película; por momentos pasando desapercibido, pero siempre perteneciendo al esqueleto que construye el film.

    Definitivamente para pensar la frase que el personaje de Johnny Deep desliza sobre el principio. Màs o menos asì:
    "Para algunos se trata de SINGULARIDAD. Para nosotros, es TRASCENDER".

    Muy buena review. Exelente Blog.
    Saludos !

    ResponderEliminar