House of Cards- Segunda Temporada




Debía esta reseña hace acerca de un mes, pero entre una cosa y otra la fui posponiendo. Así fue como decidí que iba a ser la primera cosa que volviera a postear en el blog, luego de unos días de estudio intensivo y ausencia notoria en este espacio. Voy a arrancar diciendo que si tenemos la posibilidad, podemos adquirir las dos temporadas de House of Cards en las librerías Yenny y el Ateneo, como también en su página: temátika. Cada una de ellas tiene un costo de $175 pesos y a comparación de lo que salen los dvds de otras series (como Game of Thrones o True Detective) el precio es una ganga. Por lo que no deben dudarlo, en especial si hablamos de esta serie que para mí, es una de las más interesantes desde el lado de lo dramático, corrupto, y llamativo de la política. 

Frank J. Underwood (Kevin Spacey) ha logrado luego de una temporada entera subir otro escalón más en su pirámide de poder. ¿Pero de verdad es suficiente para él subir tan solo ese escalón? La realidad de la milanesa es que nunca es suficiente para Frank, y que su ansiedad por poder se incrementa entre cada capítulo que vamos a ver de esta segunda temporada. El vicepresidente en este caso va a tener muchos conflictos (especialmente con Raymond Tusk) y lo vamos a observar perdido en ciertas ocasiones en donde las cosas se le van de las manos y ya no sabe qué salida tomar. La meta es clara: quiere por completo la presidencia de los Estados Unidos de América. Eso no implica que vaya a ser un camino fácil. Para buscar una chance y lograr su cometido Frank va a tener que liderar con fantasmas del pasado de su mujer Claire Underwood (Robin Wright), el fantasma de Zoe Barnes y con situaciones interesantes entre Freddy (su fiel cocinero de costillas con barbacoa), Doug Stamper y hasta con el mismísimo presidente electo. 

Los personajes secundarios y hasta los personajes terciarios van a tener sus minutos de gloria en esta historia. En varias ocasiones vamos a ver conexiones de hilos que no van a perdurar por mucho tiempo y por otro lado disfrutaremos de conexiones que van a traer desenlaces interesantes y desafortunados. Muy pocas cosas suceden al azar. Y muchas otras tienen un por qué, que se va a ir descubriendo con el tiempo. Sin embargo creo que todavía sembraron cosas que tal vez nunca las resuelvan que estaría interesante ver qué sale de todo eso.

Tampoco mi intención es tirarles laureles a más no poder ya que la posta es que hubo ciertos momentos en los que me aburrieron ciertos capítulos, por lo que creo que  tenían la plena idea de enroscarnos mucho con la trama y esto logró que los mismos guionistas se enroscaran y no supieran para dónde salir. Me intriga saber qué nos deparará la tercera temporada, ya que no me lo imagino a Frank siendo un Alejandro Magno en busca de continentes enteros. Tampoco me imagino que esta historia dure para más…
Fincher… 
Kevin… 
Los amo, pero no me hagan una ensalada de historia, que decaiga de sus majestuosas manos.


  • Una puntuación de 7.50/10 para la segunda temporada, más corrupta y más interesante, de House of Cards. 


Natalia Beroiz

1 comentario:

  1. El Flasher 100% peronista es la posta.
    La tendrían que firmar en Argentina, bajo el mote de House of Garc.
    No la vi, pero la tengo ahí, entre las prontas series a conocer, junto a True Detective y una muy interesante que me dijeron que están editando en Canal Playboy, acerca de la Fisica y la Química, aplicada sobre las leyes de Newton (?).
    Admito que nunca di dos mangos por Spacey. Sus papeles en pelìculas como "Cadena de Favores" (la cual me parece genial y llena de momentos grosìsimos), me hacía odiarlo un poco. Su inexpresividad me hacìa verlo como uno de esos actores de una o dos pelìculas, y al rincón de los recuerdos.
    Pero por todos, todos los elogios que generò en esta serie, pienso darle una oportunidad.
    Espero me sorprendan y vea algo màs allà de a lo que ya me tiene acostumbrado la siempre fructìfera y eficiente polìtica de Argentina.

    Miss Khaleesi... a no dormirse en los laureles y seguir prendièndole la mecha al Blog.
    Chauchis! (?)

    ResponderEliminar