Comic Con Argentina

miércoles, 19 de noviembre de 2014


Este 16 de noviembre pude asistir al Comic Con, que se realizó por segunda vez en el país. Para los que no saben, Comic Con es una convención anual que se hace en San Diego (California, Estados Unidos) de comics. También es un lugar en donde se presentan próximas películas y series. Allí van los directores, actores, dibujantes, productores y demás miembros de los staff para hacer alarde de lo que se viene.  Es una de las convenciones con más demanda de fanáticos mundiales, y desde el año pasado está haciendo su versión en Argentina, todavía re-descubriendo hasta dónde pueden llegar y con qué tipo de armamento venir al país.

Comic Con es reconocido mundialmente por las conferencias de prensa entre grandes estrellas, como la mayoría de los elencos de Marvel, las firmas de autógrafos de actores de series, como los de Game of Thrones, The walking dead, The Vampire Diaries, entre otros. También es una oportunidad ideal para acceder a mucho material literario (una enorme variedad de cómics o libros) entre todo tipo de merchandising para comprar, que nos podamos imaginar. Además es un espacio que está hecho exclusivamente para que todos los verdaderos frikis salgan a la luz y puedan lucir maravillosos disfraces, de sus series, películas o cómics preferidos. Muchas veces ellos mismos son los protagonistas de esta convención, ya que cuando se accede a algún actor famoso solo lo podemos ver de civil, en cambio podemos estar caminando entre pabellones y encontrarnos a una chica disfrazada de Harley Quinn saltando en busca de un chico disfrazado del Joker, que justo se estaba sacando una foto con tres hombres diferentes, vestidos de Batman en diferentes épocas. ¿Es esto real? Sí, lo es. Hay personas que se pasan meses haciendo sus trajes, intentando que sean uno de los mejores. Otros, le ponen mucho empeño y aunque no sea el disfraz de lo mejor, nos causa mucha ternura, como me pasó este año con una familia que vino vestida de Los Guardianes de la Galaxia, siendo el nene más chiquito Rocket (preparado de una forma muy copada, y tierna), y teniendo una versión de Groot de cartón que sacó muchas sonrisas.


Del 14 al 16 de noviembre, en el Centro de Exposición Miguelete (San Martín) se llevó a cabo esta convención que contó con algunos dibujantes y escritores como Kevin Eastman, el co-creador de The Teenage Mutant Ninja Turtles; Chris Claremont, el creador de los X-MEN Modernos; Giuseppe Camuncoli dibujante de varios cómics para Marvel como por ejemplo el nuevo Amazing Spiderman, siendo éstos algunos de las tantas visitas que tuvimos (internacional como nacionales). Otra noticia interesante, es que pudimos contar con dos invitados de honor también, quienes fueron Finn Jones (más conocido como Ser Loras Tyrell en Game Of Thrones) y Olga Fonda (Nadia Petrova en The Vampire Diaries). No obstante de ellos dos voy a hablar en el próximo post, ya que pude asistir al meet&greet con Olga y quiero publicarles las fotos una vez que Comic Con las entregue. Y esta creo que sería la primera crítica que sacaría a la luz en el día de hoy:  en el Comic Con de San Diego, a cada meet&greet que asistis te dan la foto en formato digital y además te la dan impresa, aquí me pasó que me dijeron que posiblemente tarden una semana en subir las fotos de los encuentros a la página.

¿Hablamos un poquito más de algunas críticas? Este fin de semana que pasó fue muy caluroso, y este tipo de convenciones lleva una gran cantidad de gente, la verdad es que hacía un calor infernal en el centro de exposición. Teóricamente había mucho aire acondicionado funcionando, pero hubo picos de extensas horas que el centro explotaba, y que no estábamos muertos de calor. Tal vez sería bueno que el año que viene lo trasladen para otro sitio, o que lo hicieran en otra estación (hubo un comentario muy acertero de un señor que dijo que deberían hacerlo en invierno). Por lógica, tal vez no llegarían a preparar todo con menos de un año como fecha límite, pero deberían tener en consideración las situaciones climáticas y la cantidad de que gente que había, para que se disfrute más  y no tener que estar chocándose unos a otros.

Si hablamos de precios… Creo que todos deberíamos dejar un sueldo entero ahí. Entre el calor (que tranquilamente podría ser una estrategia económica, ya que la gente compró muchas bebidas ahí, y la lata de gaseosa o el vaso de medio litro estaba $25) y los elevados precios de los comics, hay que ir con bastante plata. Había muchos cómics viejos, no tan conocidos, o de universos alternos, que iban de los $10 a los $70. Los libros, que no todos estaban en tapa dura, que contenían seis cómics, era muy raro encontrarlos bajo los $300. Remeras estampadas iban de los $70 a los $250. Luego había una gran variedad de pins, tazas, espadas de goma del minecraft, mochilas, collares, lapiceras, billeteras, muñecos de colección, de todo. Sin duda, podían encontrar de todo allí. No me parece muy acertero criticar los precios, porque este tipo de evento lleva una demanda importante de gente que de verdad aman los comics y no tienen duda alguna a la hora de comprarse algún muñeco de colección que supere los $1500 o llevarse cinco cómics completos, que salen en total $2000. Hay de todo para ver, para analizar, para comprar y para que te quedes con ganas y ya un año antes ahorres para salir en una nueva búsqueda de armamento geek.

En mi caso compramos las entradas que venían con una cuponera de descuentos, y una bolsa con tres cómics y un póster… No es mucha la diferencia, ya que estas bolsitas te las daban a partir de las 15 hs, y los descuentos no eran muy llamativos. Así que con un pase común y corriente, el próximo año nos podríamos manejar sin problemas. Hay que tener en consideración que es el segundo año que se hace aquí en Argentina, así que si tienen la posibilidad de mandar ideas al FB deARGENTINA COMIC CON, háganlo, ya que en teoría, las están teniendo en cuenta. Sobre todo con respecto a la estructura y el lugar que reside, soy gran defensora de que la próxima convención la hagan en la Rural. Allí van a tener un amplio terreno techado y al aire libre, ojalá Merlín escuche mis plegarias.

A modo de cierre (y no definitivo ya que va a haber una segunda parte hablando de los dos actores de TVD y Game of Thrones que estuvieron allí) debo confesar que me gustó mucho, a pesar del calor, de algunos precios excesivos, y de ciertas cosas de organización que no me gustaron. Me encantan los eventos en los que la gente van disfrazados, y son disfraces geniales, muy bien hechos y que ellos disfrutan mucho de llevarlos puestos.  No es un lugar aptos para críticas entre los fans, ya que todos estamos allí para lo mismo, y eso mismo es disfrutar de un espacio en donde podamos ser nosotros, y sacar a la luz nuestros fandoms, y nuestra sed friki que roda por todos lados.

A continuación la galería de fotos:

1 comentario:

  1. Freaks, Freaks, Freaks por todos lados ! Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Creo que definitivamente era lo mas lindo del lugar. Lástima que la Zombie Walk no se pudo hacer semanas antes y la pasaron justo para ese dia!
    El post es 100% acertado. Claramente los precios te dejaban llorando. Pero seamos sinceros: Cuantas veces al año vas a una "Comiquería" y encontrás TOOOOOOODO lo que querés (y más también)?
    La verdad es que me quedé con ganas de llevarme algo más, pero me fui con algo que fue carísimo e impagable. La sensación de haber pasado un dia hermoso, en un lugar que fue hecho para mi. Todo estaba teñido de esa "niñez/adolescencia" que tanto nos gusta. Desde nenes de 2 años disfrazados de Batman, hasta cincuentones con remeras de The Big Bang Theory. Si si. Maravilloso!
    Como bien dice la editora de ésta Web, la gente hace al evento (in restarle mérito a los organizadores). Es como un partido de fútbol. Sin gente alentando, gritando, yendo y viniendo, no era nada.
    Ojalá el año que viene lo lleven a la Rural. Ojalá sea más amplio. Ojalá vuelvan a arriesgarse y traer a más personalidades famosas. Y ojalá ajusten esos pequeños detalles en los que se tropezó.
    A modo de crítica, no se sabían los nombres de todos los Stands (y era importante, ya que la cuponera de descuento era por nombre de stand). Y las "charlas" estuvieron maso. La de los 75 años de Batman me pareció una discusión algo desprolija de bar. No se entendía nada, y no se aprendió nada. Pero son detalles.

    Totalmente feliz de que haya gente que se está arriesgando a hacer estas cosas taaaaaan lindas en Argentina.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.