Cincuenta sombras de Grey

Cuando llega la hora de ponerme a discutir sobre una saga, una trilogía, o algún libro que haya marcado un movimiento de fanáticos bastante fuerte y reconocido mundialmente, la mayoría de las veces, tengo la posibilidad de decir “yo leí ese libro antes de que fuera furor, antes de que salieran por todos lados adolescentes hormonadas que tan solo después de haber leído el primer libro ya se sienten dueñas del fandom que en teoría, ellas crearon”. Y es la pura verdad. Me pasó con la saga Crepúsculo de Stephenie Meyer, y me volvió a pasar años después con Cincuenta Sombras de Grey. Empecé a leer cincuenta sombras en la época en donde ya los fanfics no me satisfacían tanto (debo confesar que me he pasado más de 8 horas sentada en la computadora leyendo fanfics de todo el mundo, mis predilectos los Dramione de Harry Potter) y se rumoreaba demasiado por las webs que publican estas historias escritas por los fans, sobre una pieza literaria que había nacido como un fanfic inspirado en Crepúsculo pero que traía bajo el brazo un lemon mucho más fuerte de lo que se leía hasta ahora por la web. 

Al seguir investigando por twitter y portales de internet llegué a ese famoso fic que se terminó convirtiendo en un libro. Después en otro libro. Y por último, en un cierre de una trilogía, que fue la primer trilogía erótica más reconocida del mundo perteneciente al siglo XXI. El temor y la vergüenza de decirle a mi mamá que quería este tipo de libro, me llevó a descargarlo en PDF, y a terminarme los libros en un abrir y cerrar de ojos. Por supuesto que después la vergüenza se fue al demonio y para mi cumpleaños 17 pedí el segundo libro (mi favorito) en formato físico. Y hoy por hoy, el libro 2 y 3, ya están en mi biblioteca. ¿Hablamos un poco de ello hoy?



Introducción
Hay algo que me molesta mucho y es que califiquen un libro sin leerlo. Que lo destrocen y hablen mal de algo que se rumorea, de algo que está por salir al cine y que causa revuelo, sin saber a ciencia exacta de qué se trata. Ojo, me ha pasado de decir “no, este libro no me va a gustar, no lo voy a leer” pero no hablar de algo que no sé. En otras situaciones lo hago, no voy a ser hipócrita. Pero con los libros no. Esto es mucho lo que pasó con la salida de cincuenta sombras, por un lado estaban las mujeres que lo leyeron apenas salió (fue un libro que pasó mucho del boca en boca) y por otro lado esas personas que de tan solo escuchar poco y nada empezaron a decir de todo. Lo que tiene este libro y toda la trilogía en sí, es que hay que tratar la historia con cuidado. Les puede gustar, lo pueden odiar, sacando de contexto la opinión de muchos es un libro hoy por hoy mundialmente famoso y que vendió millones de copias. 

No es fácil cuando empezas a leer una novela romántica que empieza a mezclar sadomasoquismo si nunca leíste sobre ello, o si sos un adolescente. Es otro mundo. No digo que sea un mundo bueno o malo, cada uno tiene sus preferencias y no es mi intención hablar sobre ello, porque este espacio es para recomendar libros y debatir, pero no para debatir sobre la sexualidad que ellos contienen. A mi me shockeó personalmente cuando lo leí por primera vez porque era algo extraño, diferente y lo es más aun si lo lees y no sabes. Creo que fue más por curiosidad que otra cosa. El primer libro es eso, curiosidad pura, conocer otro mundo, conocer que es algo que pasa, que existe y que pasa en la vida cotidiana, porque puede ser que haya ficción al hecho de que Christian sea un multimillonario y etc, pero no hay nada sobrenatural ni fantástico. Es una realidad cruda y desnuda. Luego me pasó que una vez que empecé a leer el segundo y el tercer libro, esas escenas fuertes me aburrían. Una cosa es leerlo por primera vez, que te llama la atención y te sorprende lo visceral que es, pero luego ya se vuelve reiterativo y hasta a veces denso de leer. Lo que sí debo confesar que me gustó es la conexión que tiene esto con el pasado de Christian, todo lo que esté relacionado de alguna forma psicológica a mi me encanta y me llama la atención. Luego del primer libro, no deja de ser una historia de amor, acción y aventuras ficcionales para el hecho de que estamos hablando de una mujer y hombre común y corrientes.

Reseña
Anastasia Steele es una universitaria a punto de recibirse que cubre de último momento a su compañera de casa y mejor amiga Kate, al hacerle una entrevista al multimillonario Christian Grey, quien contribuye a la universidad que ambas chicas van. Desde el primer momento en que se ven (luego del tropezón característico de la señorita Steele) se siente un aura diferente en la oficina de Christian y la entrevista va a ser el detonante de la pequeña obsesión que empieza a desarrollar el señor Grey por Anastasia. Entre el magnate empresarial y la estudiante empieza a haber encuentros hasta que él le confiesa que lo suyo no puede ser un noviazgo común y corriente, él no tiene novias, él tiene sumisas, y a raíz de esto se presenta un contrato en donde Anastasia debe firmar de acuerdo, si quiere tener algo con él.

Steele empieza a ser la kriptonita de Christian, ella sin buscarlo termina atrapada en una red de amor y sumisión, hasta que se da cuenta que no es lo que ella quiere, que ella no puede ser lo que Christian necesita, por lo que el primer libro de esta trilogía, nos muestra como ambos personajes se van acercando cada vez más, y ella va descubriendo qué trae en manos Christian, para luego decidir si quiere seguir por ese camino o prefiere recuperar la vida que tenía antes.

Es un libro interesante, llamativo, fuerte, pero que aparenta traer una historia curiosa. 


  • Para el primer libro de E.L.James, voy a dar un puntaje de 6.5/10

4 comentarios:

  1. Uh, no me gusto ni un poco. Lei creo que un capitulo, no se si llegue a tanto, y me disgusto mucho la forma en la que estaba redactado NO SE POR QUE. Viste cuando no lo sentis? bueno.. decidi pasar a las escenas hot que era de lo que mas se hablaba y me pareció demasiado soft JAJ esperaba algo re crudo y potente y me encontré con una historia que rosaba el romanticismo adolescente. Tal vez es para gente que nunca vio porno o algo asi (?)

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que MERECE un reconocimiento. Y lo que hace que los detractores se lo pongan entre ceja y ceja hoy, es que despuès de esta saga, debo haber conocido 145 mil millones de escritores que hacìan la misma literatura romántico/erótica.
    También está bueno decir que James no creó la pólvora. Para los no conocedores, desde "Memorias de una princesa rusa" (de autor anónimo, editado a fines del S XVIII) o hasta "Justine" (del Marqués de Sade, 1787), que ya poseemos de una literatura basta en temáticas sexuales, con descripciones que enloquecerían a cualquier adolescente.
    Pese a que leí muy poco de "Cincuenta sombras...", la palabra que busco es esa. Merece un RECONOCIMIENTO por parte de la crítica adherente, como detractora. Y en los días de hoy, no es poco.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, sinceramente no he leído más que el primer libro. Estoy en una lucha interna, porque la curiosidad me mata, pero realmente no disfruté del primero, no por la historia, si no por como estaba narrado. Me parecio una atrocidad.
    Puede ser que a pesar de todo lo que se diga de que es WOW, en el sentido de demasiado sexual o de muy atrevido -que se yo-, cambie según la edad que tenga el lector. Obviamente para un adolescente que no conoce el tema el libro le parecera un poco "sarpado" pero hasta ahí, porque en actualmente la mayoría ya son conscientes de que cosas así existen. Si el que lo lee, en cambio, es alguien mayor (más de 30 años), la perspectiva cambia, pues a menos que sea alguien asiduo a ese tipo de literartura, no se espera encontrar ese contenido explícito y crudo entre las páginas de un libro. Para algunos es algo completamente nuevo.

    PD: que decís de mi blog si el tuyo es divino♥, me encanta eso de que se vea una imagen como primera impresión en vez de un fragmento de la entrada, pero aún no entiendo cómo hacerlo.

    xoxo.

    ResponderEliminar