Birdman



La época de premios ya llegó y es de común conocimiento que los premios a series televisivas y a películas, condiciona mucho a las personas a la hora de buscar nuevas películas para ver en estos meses. Argentina está contenta por haber llegado hasta la nominación de Mejor película extranjera por Relatos Salvajes, y mientras disfrutamos de este reconocimiento, nos preparamos para ir al cine, o buscar por la web las demás películas nominadas. Muchas de ellas no se estrenaron aun en Argentina (enero y febrero son meses terribles para los cines en este país). Otras tantas ni llegaron ni van a llegar a estrenarse acá. En el día de hoy les voy a hablar de una película que está entre las favoritas de los Oscar, y que le fue muy bien en los Globos de Oro: Birdman.

Este híbrido entre comedia y drama protagonizada por Michael Keaton (que hace mucho no pisa fuerte en entregas de premios) nos habla de la vida Riggan, un actor fracasado que vivió sus años de gloria, bajo el apodo de “Birdman”, un superhéroe medio dudoso, que fue muy reconocido años atrás mediante diferentes películas, pero que hoy es solo un pasado tortuoso para el protagonista, que ha intentado despegarse de ese personaje y no le es posible. De hecho, todo lo contrario, interpretar a Birdman le dio mucho, de lo que hoy no tiene nada. Su idea principal es triunfar en Broadway con una obra de teatro que se ha pasado reescribiendo gran parte de su vida, aunque no ha podido encontrar el elenco necesario para llevarla al estreno. Con la llegada de Mike (Edward Norton) a la obra como uno de los personajes principales junto con Lesley (Naomi Watts) y cerrando este trío de personajes fundamentales en la obra con el mismísimo Riggan, cada vez parece más posible lograrlo. 

Paralelamente el personaje de Keaton va mostrando los conflictos de su vida: su ex mujer, su excéntrica hija que tiene problemas con las drogas (interpretada por Emma Stone, quien se ganó una nominación por su papel), el karma de  Riggan por llevar el peso de “Birdman”, el sentimiento de ser un actor fracasado constante, el no reconocimiento del público, los celos que tiene por Mike, los extraños poderes que tiene el personaje y en especial esa voz constante en su cabeza que lo vuelve más y más loco. 

Para resumir, Birdman es el paso a paso en unos días de un actor fracasado, no solo laboral sino que también personalmente, que va sufriendo diferentes transformaciones hasta llegar al día del gran estreno de su obra, por donde pasa también por diferentes estados anímicos importantes. La peli rompe con varios estereotipos de películas que apuntan a algo seguro, y lucrativo, y ataca a la prensa, a los escritores, a los premios, a los actores y a todo el medio hollywoodense.

Opinión personal

No quedé muy conforme con el resumen que hice de la película e igualmente no estuve muy conforme con la película. Me esperaba mucho más drama, una actuación más figurativa y fuerte de Emma Stone, tuvo tan solo unos minutos de gloria que para mi, no le hicieron honor para conseguir una nominación al Oscar; por otro lado me esperaba a Keaton con otra especie de actuación, él hace de un demente copado, pero que le falta una chispa más imponente, le falta una transmisión del personaje al espectador más figurativa. Norton fue una gran sorpresa, tiene unos cambios de personalidad y unas actitudes que te sacan un par de risitas y sonrisas irónicas, su papel creo que está hecho para meterle un poco de humor, sin llegar a ser la genialidad de Zach Galifianakis, quien me dejó con ganas de que tenga sus grandes escenas. La señorita Watts me pareció bastante políticamente correcta con su papel, sin ser demasiado ni poco. Creo que mi decepción viene por el lado de la trama, la cual podrían haberla exprimido y llevado por otras dimensiones, pero decidieron apostar por algo un poco más simple, y llenarla de condimentos extras, como los súper poderes de Keaton, los problemas de Stone, las boludeces de Norton, y el adelgazamiento de Zach. 

Lo que sí debo admitir que me encantó, fue la forma en la que está filmada y producida la película. Es una sola cámara que va siguiendo la historia y a los personajes todo el tiempo, no para en ningún momento, los cortes de cámara son muy sutiles, lo que hace que estés pendiente si o si, durante  las dos horas que dura la peli. Además pasa que te desconcertás un poco entre la realidad y la historia de la obra de teatro que está haciendo Keaton. ¿Otro punto a favor de yapa? La banda sonora. Dulce, tranquila, un jazz interesante y atractivo, que recorre la historia que transcurre en las calles de Brodway.


  • Muchos estarán en contra (ya me imagino UN comentario muy extenso en esta entrada) pero la puntuación que hago para Birdman es de un 7/10.  




3 comentarios:

  1. ¡Holaa!
    Todavía no pude ver esta película, pero ahora que todo el mundo está hablando de ella y tuvo tantas nominaciones, no puedo perdermela.
    ¡Un beso y gracias por la reseña! ^^

    ResponderEliminar
  2. No la conocía! Soy un desastre humano. Pero, la verdad es una pena que con actuaciones tan geniales, la peli quede en mediocre o por ahí. Sin embargo, Edward Norton es mi amor, así que la voy a ver, y además cuando dijiste que él le pone humor sonreí. Un genio ese hombre.
    Pero, a lo mejor no me va a gustar mucho, este tipo de pelis no siempre van conmigo.

    En fin! Nos vemoos! Me encanto el blog y como reseñas ^^
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. PE-LI-CU-LON.
    Definitivamente va a ser la GRAN ganadora de los Oscars.
    Después del papelón que hizo el año pasado la Academia, premiando por demás una película que era puro efectito en 3D (hablo de "Gravity"), este año hay que redimirse premiando a LA MEJOR PELÍCULA hecha en años.
    Todo cierra. Las actuaciones (agradezcamos ser contemporáneos a Edward Norton), la musicalización (que lindo que una pieza de jazz hecha solo en batería te pueda llevar a un momento de locura), el guión (la Academia va a masticar mucha bronca, porque VAN a tener que premiarla SI o SI, sabiendo que le están haciendo una fuerte crítica de antemano a los "Críticos y Especialistas" en cine del mundo).
    Todo me parece una locura esquizofrenica de lo mejor visto en años. Cómo está filmada. Ese modo de llevar la cámara, secuencia tras secuencia, cuadro tras cuadro, sin cortar. La bipolaridad (no del personaje de Keaton, sino del libreto en sí). La demencia con la que se encaran los diálogos. Esa sensación de que sos parte de una porquería de obra de teatro, que para alguien, significa un paso a la gloria, o el último puñal al pecho.
    Me parece realmente que cada momento es una belleza. No tiene desperdicio alguno. Las ideas que deja flotando en el aire. Esa atmósfera entre depresiva y adrenalínica. El plus de no saber qué va a pasar al segundo siguiente.
    Realmente, MI apuesta fuerte a los Oscars.

    Un 9,5. Sin ser exagerado.

    ResponderEliminar