Reseña #14 // The silkworm



The silkworm, lo que en español sería algo así como “El gusano de seda”, es el segundo libro de la saga de Cormoran Strike, el personaje creado hace unos años por Robert Galbraith (seudónimo de la escritora J.K. Rowling) cuando se publicó The cuckoo’s calling (El canto del cuco). Aun no hay con certeza un número de novelas que publicará Rowling sobre las aventuras del detective Strike, pero hubo rumores de que quiere hacer una saga aun más extensa que la de Harry Potter.



Reseña (Spoilers de El canto del cuco)

La historia del detective Cormoran Strike comienza allá por el mes de abril del 2013, con la publicación del primer libro de esta serie de novelas, llamado El canto del cuco. En aquel libro pudimos tener un vistazo principal sobre la vida personal del detective (su familia, su novia de toda la vida y las turbulencias que su pasado contiene) y así también como llega a tener una asistente que de a poco se va ganando un lugar en su corazón y que demuestra ser muy eficiente para el trabajo mal pagado que posee. La primera novela nos relata acerca de un caso policial (con grandes repercusiones) que logra Strike resolver y que pueden leer la reseña aquí: RESEÑA DE “EL CANTO DEL CUCO”.

Luego de leer The casual vacancy (Una vacante imprevista), que es la primera novela que publicó J.K. Rowling después del suceso de Harry Potter, mis expectativas sobre un nuevo libro de ella bajaron torrencialmente. Definitivamente, Una vacante imprevista, no es de lo mejor que ella pudo haber escrito y creo que fue una decepción para muchos. Así y todo su pluma nos brindó una vuelta de tuerca, al estar muy avanzado el año 2013, cuando salieron las noticias acerca de que J.K. había publicado un nuevo libro bajo un seudónimo. Eso no es todo: utilizando un seudónimo de un hombre, y encima con un material literario que estaba haciendo estragos con respecto a las ventas. Así fue como la primera novela que tiene de protagonista a un detective ex- militar se convirtió en uno de los mejores libros del año 2013.

Llegamos así a junio del 2014, a más de un año de la salida del primer ejemplar de esta saga, Rowling optando por seguir trabajando bajo el seudónimo de Robert Galbraith, publica el segundo ejemplar titulado: The Silkworm. Aún en Argentina no llegó el libro traducido al español, aunque sí se consigue en inglés en las librerías Kel. Creo que mi adicción a los libros me ganó de mano a la hora de pensar racionalmente cuando compré The Silkworm allá entre medio de septiembre u octubre, no recuerdo exactamente. La verdad es que manejo el inglés, me falta mucho aún, pero sigo aprendiéndolo. No es fácil aprender un idioma. No es fácil aprenderlo cuando sos más grande. He leído y escuchado que es mejor aprender otra lengua cuando estás entre los 6 y 7 años,  ya que nuestro cerebro es una esponja que absorbe mucha más información que a medida que van pasando los años. Lamentablemente no tuve esa oportunidad económica, pero hoy en día sí me puedo dar el permitido de aprender un idioma a mis tiempos y con una excelente profesora, que ya se ganó un lugar en mi corazón. Me llevó bastante tiempo terminarlo, pero por fin pude terminar esas 455 páginas de información, investigación y locura.

The silkworm relata más sobre la vida de Cormoran Strike y de Robin, su asistente.  Ambos continúan trabajando juntos luego del exitoso caso de la muerte de Lula Landry. Después de descubrir quién era el asesino de la bella modelo, el trabajo aumenta para el detective Strike, aunque no se da el lujo de ser muy selectivo a la hora de tomar casos, ya que sí o sí debe pagar las cuentas. Así que por más que se haya vuelto un detective famoso, Cormoran sigue aceptando los típicos casos de mujeres que mandan a seguir a sus maridos infieles. En esta segunda novela aprendemos un poco más sobre Robin y los problemas que trae el trabajar con Strike, ya que su prometido no acepta muy bien su trabajo.

Sin embargo, en seguida la mente de ambos (Robin y Strike) se mantiene ocupada, más allá de sus problemas personales, la llegada de un nuevo caso requiere totalmente su atención: el escritor Owen Quine desaparece y la esposa de éste es quien acude con el paso de los días a Strike para que lo encuentre, alegando que Quine suele irse por un tiempo pero siempre vuelve, que no debería ser muy difícil encontrarlo, ya que no está muy preocupada, pero quiere noticias de su esposo. Con el correr de los días, Strike se va dando cuenta de que no es casualidad la desaparición de Quine, al difundirse hace relativamente poco tiempo un manuscrito de su nueva obra literaria, con un contenido devastador para todo su círculo social, siendo un libro de una categoría irónica y burlesca, alegando ser una especie de autobiografía. El reloj comienza a pasar factura cuando es el mismo Strike quien encuentra muerto al escritor. ¿Quién fue el asesino? ¿Por qué lo hizo? ¿Qué tipo de persona era Quine? ¿Por qué su círculo de amigos, conocidos y familiares es tan particular? Todas esas incógnitas son las que predominan durante las 455 páginas.


Reflexión
Durante toda la novela de Rowling, podemos apreciar el competidor círculo de escritores y editores que frecuentaba Quine, alegando que todo ese tipo de relaciones de trabajo, muy pocas veces pueden llegar a ser amistades verdaderas, ya que predomina la envidia, el odio y el deseo de ser el mejor. Strike lleva su investigación por muchos rincones de la elite literaria, historias familiares, y secretos a voces que contenía el escritor desaparecido. Así mismo esta historia simultáneamente nos habla de los conflictos que van teniendo Robin con su familia, y Strike con sus amigos y su ex prometida. En ciertos momentos creo que me gustó más que el primer libro de esta serie, ya que podemos ver a unos protagonistas más envueltos en la historia, en donde sus historias familiares van teniendo más protagonismo, por lo que el libro presenta una doble dualidad: por un lado el nudo del caso que tienen que resolver; y por el otro lado, los conflictos que tienen Strike y Robin con todo su círculo social. Lo que nos va dando un panorama cada vez más amplio de la personalidad de cada personaje, que tal vez el primer libro, no se encargó de contar.

Sin duda alguna es un muy buen libro, una continuación muy interesante y cruda acerca del detrás de escena de la literatura.

Puntaje Khaleesi: 8/10


Escrito por Natalia Beroiz

2 comentarios:

  1. "relaciones de trabajo, muy pocas veces pueden llegar a ser amistades verdaderas, ya que predomina la envidia, el odio y el deseo de ser el mejor." >>> 9 años en el mundo laboral y es lo que más me sigue costando aceptar de la gente. Me encantó la reseña y amé estos dos libros!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Mi hermana,Mariel, leyó "El canto del Cuco", y le gustó muchísimo.Yo todavía no lo leo, pero en breve lo haré.
    Saludos!

    ResponderEliminar