Inquebrantable

jueves, 19 de febrero de 2015



Seguimos con el especial de las películas más resonantes que nos van a dejar la entrega de los premios Oscar, el próximo domingo 22 de febrero. Este especial se desarrollará entre esta semana y la semana que viene, ya que por más que se celebre este fin de semana la ceremonia, ésta misma repercute en el mundo haciendo que queramos ver las películas ganadoras, por más que se hayan estrenado hace meses.  Hace unas semanas que cuentan con la reseña de Birdman, una de las elegidas para el premio de mejor película así también como mejor guión, entre otras nominaciones. Hoy vengo a hablarles de Inquebrantable (Unbroken, 2014) dirigida por nada más ni nada menos que Angelina Jolie, y nominada a tres premios de la Academia.

 Resumen

Inquebrantable nos relata la historia de un medallista olímpico Louis Zamperini (Jack O'Connell) quien antes de lograr ser un olímpico reconocido, fue un niño travieso y problemático que huía de su familia italiana (radicada en Estados Unidos) para fumar y beber alcohol a escondidas. La vida del joven Louis llega a un momento transcendental cuando su hermano mayor le propone ser su entrenador y empezar a correr. Pronto el joven Louis empieza a ganar carreras locales, obteniendo ambición y comprometiéndose con ese trabajo duro, dejando de lado las travesuras. La historia de la infancia del joven Zamperini y el momento en que llega a jugar en las olimpíadas de Alemania, va alternando con la historia en tiempo real que sucede en la película: Louis adulto, durante la Segunda Guerra Mundial, luchando para Estados Unidos, siendo parte de una travesía que parecía interminable y que lo deja marcado de por vida. Podemos ser parte de las pericias que sufre el protagonista, reconocer todo lo posible que hace para seguir cuerdo y seguir adelante, no solo por él sino también por sus compañeros de tripulación, que quedan a merced del destino, lejos de todo ámbito familiar y confortable.

Opinión personal de Alejandro Nuñez

El problema de ser periodista es que uno es un frasco semi lleno. Y ya venís con favoritismos, gustos, certezas, dudas, sensaciones y sentimientos incluidos. A la hora de hacer una review, una cobertura o una crítica, todo esto influye. Y mucho. 

Al ir a ver “Inquebrantable”, me pasó algo que es el peor error que puedo cometer. Fui con la vara muy arriba. Enumeremos: a) Guión de los hermanos Coen. b) Fotografía de Roger Deakins (once nominaciones a los Oscars). c) El editor (ganador de la estatuilla recién mencionada en Argo), William Goldenberg. d) La dirige nada más ni nada menos que Angelina Jolie. e) Y la protagoniza el último gran actor salido de Gran Bretaña, Jack O´Connell (si no conocen a Cook, de “Skins”, les digo que tuvieron una adolescencia incompleta). Si de antemano sabemos todo esto, vamos a buscar una peli que nos rompa la cabeza. Y la verdad… No me pasó. Puede que el error sea mío, y lo asumo. Pero la verdad es que, tras leer muchas críticas a “Inquebrantable”, creo que mi opinión va algo más allá que lo ya dicho.

En la mayoría de los casos, los “especialistas” dicen que la película es muy larga, y por momentos el recurso utilizado es repetitivo. No me pareció así. Creo que Angelina pone cada pieza en su perfecto órden. Para ser sincero, las actuaciones son brillantes (el papel que encarna Takamasa Ishihara, haciendo del Sargento Watanabe, nombrado por los aliados como “El Pájaro”, es realmente una obra maestra). La fotografía de la película merece más que una simple congratulación de la Academia. La banda sonora te transporta en cada momento a un lugar diferente (todo a cargo de Alexandre Desplat). Pero el film en cuestión… no relata nada nuevo. Nada que ya no se haya visto. O algo realmente original, que conmueva por su frescura, más que por su crueldad.

La historia es sencilla (basada en hechos reales): Louis Zamperini, inmigrante italiano criado en Estados Unidos. De chico sufrió el estar en un lugar que no le pertenecía, razón por la cual su vida se iba al tacho, hasta que su hermano mayor le dio dos consejos, y le torció el destino para siempre. Se transformó en un atleta olímpico de renombre, hasta que el llamado del ejército para combatir en la Segunda Guerra Mundial lo hundió en el infierno. La idea no está mal (me gusta la doble crítica, no solo hacia “los malos”, sino hacia el mismo gobierno yankee, que hizo abandono de muchos de sus soldados). Pero carece de profundidad. Es un reflejo de “algunas” de las torturas vividas por Zamperini en esos años de calvario (quienes leyeron el libro de Laura Hillenbrand, en el cual se basa el guión, critican la cantidad de omisiones en el film). Pero evidentemente faltó.

O´Connell se mete en la piel del protagonista de una manera tan visceral, que por momentos uno siente los latigazos de su historia, en la propia carne. Pero no alcanza. No me gustaría castigar la película de una manera absurda, porque claramente no será un fracaso. Pero si está muy lejos de quedar en la historia, como para ser de culto.  El ir al cine con las expectativas tan encendidas, es un muy feo error. No lo olviden.

  • Puntuación 6 /10

Opinión personal de Natalia Beroiz

Ver esta película en el cine fue una decisión personal y emocional muy importante. Cuando uno es adolescente y atraviesa por diferentes cosas, es un 98,9% seguro de que el adolescente en sí desarrolle una personalidad rebelde, que es lo que me pasó a mi, aunque era de esas calladitas, que a escondidas eran rebelde… Sí, de las peores. A partir de mis 14 años empecé a ver una serie británica llamada Skins, que me voló literalmente la cabeza. En otro momento les voy a hablar de esa serie, hoy no es la ocasión. ¿Pero qué tiene que ver con todo esto? Es por nada más ni nada menos que por mi queridísimo Jack O’Connell, quien fue un personaje importante durante las temporadas 3 y 4 de Skins, y quien llegó a tener un papel internacional importante, de la mano de mi mujer preferida en todo el mundo (después de Rowling, por razones obvias) Angelina Jolie. 

Al igual que Alejandro, yo tuve las perspectivas muy altas, no quise saber mucho de la película, poco y nada de hecho, para poder ir y deleitarme con lo que iba a ver. La historia en sí es fascínate, le juega varios puntos a favor saber que está basada en hechos reales, por lo que el verdadero Louis de verdad sufrió todo lo que a pantalla grande nos lleva O’Connell con una actuación cruda y muy buena. E igualmente no fue suficiente, tal vez por eso mismo, por ser autobiográfica, en cuanto a historia es increíble… Para un trabajo práctico del secundario para Historia.

Ojo que también esto me dio la base para poder desarrollar el gusto por otros aspectos de lo que vi en cine, como es la música, la edición, los paisajes, la dirección y las actuaciones. Todo lo que rodea en sí a la historia es magnífico, la historia en sí, se me hizo un poco densa o tal vez esperaba un poco más en cuanto al nudo y el desenlace. Por una lado me da pena que haya sido una película que no tuviera mucha repercusión en Argentina, como también que Jack o Angelina no tuvieran nominaciones al Oscar, Inquebrantable en sí hoy en día cuenta con tres nominaciones que son de: Mejor Fotografía; Mejor Sonido y Mejor Edición de Sonido. Premios que sé que no van a ganar (ojalá que me equivoque). 

Tal vez hubiese sido una película interesante para presentarla como documental. Tal vez hubiese sido mejor decisión estrenarla antes y no cerca de los premios para no caer en la comparación con las ocho películas nominadas para el galardón a Mejor Película. Tal vez y solo tal vez, hay que tener en cuenta que no hay que esperar mucho de esta película, no va a estar en la historia como “La vida es bella” o “La lista de Schindler”, es solo una película más del montón que hay sobre la Segunda Guerra Mundial que al fin y al cabo no pincha ni corta en nuestra historia.

  • Puntuación 5/10

 

1 comentario:

  1. Lo que no entiendo (que no tiene que ver con la peli en si, es las ternas de nominación:
    - Mejor Sonido
    - Mejor Edición de Sonido.
    Ya no saben que inventar.
    Creo que el premio a la Mejor Fotografía pueden quedárselo, pero en cuanto a lo demás, está todo dicho. Una peli linda, para verla una vez. Pero que en un año, todos olvidaremos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.