Review de Teatro #1 // Una obra en construcción

martes, 8 de marzo de 2016

No me destaco por ser una persona que vaya mucho al teatro, principalmente porque no lo tengo incorporado en mi cultura. Cuando era más chica he ido un par de veces a ver obras “del momento” (con el fin de no escracharme no pienso decir cuáles), no obstante muchas veces me pasaba de ver obras o espectáculos que iban a estar en el teatro, que en ese momento me interesaban, pero por cuestiones económicas no podía ir. Ya que, seamos sinceros: ir al cine o al teatro SOLOS no es una opción. Existe gente que lo hace y admiro mucho los huevos que tienen, porque yo sola no iría nunca ya que me daría vergüenza.  Así que si son de los que piensan en salir de a dos, saben que el presupuesto cambia bastante a la hora de programar salidas con este índole cultural.

Tampoco me destaco mucho por es una persona que lea sobre escritores argentinos. No porque no me gusten, sino porque no tengo ese impulso incorporado de ir a una librería y buscar entre los libros nacionales. Por lo que cuando hace casi dos años atrás conocí a una persona a la que le gustaba leer sobre literatura americana, me permití conocer un poco más y no mantener mi cabeza cerrada. Y aquí estamos en el clímax del post de hoy… Gracias a esa persona, leí un libro solo de Hernán Casciari que me llevó a un mundo desconocido, atractivo y pensante ya que la cualidad principal de Casciari es escribir cuentos en donde la realidad y ficción se mezclan… No sabiendo bien qué es verdad o qué es mentira. Todos sus libros se basan en recopilaciones de cuentos los cuales están escritos con una índole personal y mentirosa que te hacen reír, llorar, entristecer y hasta alegrarte. Un boomerang de sentimientos que no solo se viven a leerlos, sino también a la hora de verlos actuar arriba del escenario.

La obra consiste en el mismo Casciari contando una recopilación de cuentos, mientras se van actuando las diferentes situaciones con su familia. Sí, su familia es parte de este proyecto, lo que le da una emoción diferente a esa hora y cuarto que dura el show. Nosotros fuimos la primera camada que fue a verlos en el día del estreno y como bien dijo el escritor, fuimos sus “conejillos de indias”. El aura que se respira en esa sala te transporta a un mundo literario repleto de sentimientos fuertes que te hacen olvidar que estás dentro de una sala, en mi caso personal me vi transportada dentro de cada una de las historias que escuché. Alguna de ellas ya las conocía por lo que leí en su libro o por los audios que escuché, que hacía Casciari para la radio de Mario Pergolini. Pero no importó haberlos conocido. Fue como escucharlos por primera vez. Adentrarme en ese mundo desconocido y conocido al mismo tiempo. Siendo parte de esa gran familia que se juntó para hacer literatura.

No sé si es algo que pasa comúnmente en el teatro, vuelvo a repetir que fue una de las primeras veces que asistí a este tipo de show y tuve esta revolución de sentimientos. Por esta razón decidí yo hacer la entrada en el día de este día. Terco podría escribirles desde el lado en que conoce a Casciari, ya que él es uno de sus escritores favoritos. En mi caso, yo estoy descubriendo a este escritor que me está sorprendiendo y que me dejó una sensación, distinta, extraña y atrapante desde el momento en que me senté en la butaca a esperar que el partido de Boca y Racing terminara para ver la obra… Hasta ese aplauso final, que sacó lagrimones a más de uno. Ese jueves fue diferente. Terminé el día luego de redescubrir un arte diferente. Música, literatura, actuación, una puesta en escena muy sentimental. Todo en uno. Todo en mi. 


Esperemos que el ex-gordo no se infarte más. Y que nos deleite todo este año con esta maravillosa obra, que sin duda alguna volvería a ver. Se las recomiendo al 100%. Mi puntuación es la siguiente: 

 Si quieren ir a ver algo original, les recomiendo que le den una oportunidad ya que a comparación de otras obras de teatro, esta es muy accesible al bolsillo de todos. Las entradas se venden en la web de Casciari: Orsai (hagan clic ahí para acceder directamente) a tan solo $200 (sí, más barato que ir a comprar un libro).
Las fotos que adornan este post fueron posteadas en el twitter del mismo escritor, así que les aviso que no son mías. Yo me dediqué a sentar mi culito en la butaca y a dejarme llevar. Hagan lo mismo. Sirve para despejar la mente de tanta rutina.

Espero que les haya gustado el post de hoy, es una recomendación diferente a las que vengo haciendo en este blog, pero va con ánimo de recomendarles algo que me sorprendió, gustó y que me gustaría volver a intentar.

¡Que tengan un lindo martes!

Nati

6 comentarios:

  1. Tampoco voy mucho al teatro, sinceramente. A veces voy pero muy contadas las ocasiones. Siendo sincera me ha llamado la atención, pero soy de México.
    ¡saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola ^^
    Yo no iría al cine sola. Para eso lo veo en mi casa. La verdad. Pero, me encanta la gente que lo hace :D
    No voy a poder ir porque estoy a unos 14K kilometros. Concretamente en España!
    Un besito <3
    PD: No conocía tu blog. Me quedo en un rincón de tus seguidores :D

    ResponderEliminar
  3. El ex-gordo es un vaivén incesante de puro dramatismo y visceralidad. Te mete un cuchillo por debajo de la lengua, y te hace sonreír a carcajadas, sabiendo que estás al filo del abismo. Para los que quiean saber más de él, puede visitar su blog: www.editorialorsai.com y descubrir a un tipo que no le hace falta crear a un personaje para vender. Porque él ya es un personaje en si. Y a los que compramos, nos tiene regalados hace rato...

    ResponderEliminar
  4. Pinta muy bien, yo por desgracia hace tiempo que no he ido.. pero tengo ganas de volver .)
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. Ir al teatro es una experiencia genial. Tienes que ir a toda obra que puedas, realmente es muy enriquecedor ver al actor en vivo, pasa lo mismo con la música en vivo las sensaciones se potencian. Gracias por tu visita a mi blog, besitos.

    ResponderEliminar
  6. Vamos mañana a verlo a Lujan!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.