INFERNO

Buenas lluviosas y hermosas noches, mis muchachitas y muchachitos amantes del buen cine, la bella música y los mágicos libros. Me gustaría empezar esta reseña aclarando que en este blog, el pasado fin de semana, cometimos un grave error al dirigirnos a nuestro cine de confianza a ver la película que aquí detallaremos: "Fuimos con una X expectativa". Y así como ya en alguna oportunidad les hemos dicho que nunca (NEVER AGAIN) hay que dirigirse a la pantalla grande muy emocionados o muy boicoteados por un determinado título, ya que de esa manera estamos amordazando la verdadera sorpresa, nosotros no pudimos resistirnos. Y es que nuestra doncella del día de la fecha tenía pautada una fecha de estreno para el 18 de Diciembre del 2015. Y tras casi un año de diferencia, se dignaron a ponerla en cartelera. Imagínense como los nervios nos comían vivos a los que amamos la pluma de Dan Brown, y sobre todo, los que creemos que su libro "Inferno" sea quizá el mejor de los que utiliza al profesor Lagndon en sus historias (recordemos que Robert aparece en "Ángeles y Demonios", "El Código Da Vinci" y "El Símbolo Perdido", junto a la recientemente estrenada). Pero vayamos a lo que nos compete.


Un poco de historia:

El Profesor Langdon (Tom Hanks), reconocido profesor de Simbología e Iconología de la Universidad de Harvard es otra vez sumergido en una historia que (al igual que en "Ángeles y Demonios" y "El Código Da Vinci") lo verá poner a prueba todos sus conocimientos en torno a una obra icónica de la humanidad, la cual tiene la respuesta para salvar el mundo: "El Infierno" de Dante Alighieri. Tanto el libro, como el fresco perteneciente a Sandro Botticelli, serán la clave de cara a un posible apocalipsis.

Una trama que asusta por lo real:

El "malo" de la película esta vez se llama Bertrand Zobrist. Se trata de un científico transhumanista que carga sobre sus hombros con el peso de ser lo suficientemente inteligente como para entender que la humanidad camina derecho al precipicio, víctima de la superpoblación, el agotamiento de los recursos y el avance inminente de las enfermedades. Zobrist es la llave para que el mundo pueda salvarse a sí mismo. Pero para hacerlo renacer, primero tendrá que asesinarlo.

Cuatro personajes que deberían de sumar:

La Dra. Sienna Brooks (Felicity Jones) es quien rescata de primera mano al profesor Langdon y lo acompaña en casi toda la travesía que recorre los 120 minutos de film, en pos de salvar a la humanidad. Christoph Bruder (Omar Sy, el morocho protagonista de la bella película francesa: "Intouchables") es el jefe del equipo especial que trata de encontrar a Hanks y Brooks, a costas de remover cielo y tierra, ya sea con motocicletas, helicópteros, o drones. Harry "El Preboste" Sims (Irrfan Khan: "Slumdog Millionaire", "El Increíble Hombre Araña", "Jurassic World") es el mandamás detrás del perseguimiento y la falta de memoria del Dr. Langdon. Es el alma matter de la organización más oscura a nivel mundial. Elizabeth Sinskey (Sidse Babett Knudsen) representa a la presidenta de la Organización Mundial de la Salud, con quien Robert ha tenido una historia pasada.

El nudo de la cuestión:

La historia es tan sencilla como rebuscada. Langdon despierta un día en un hospital, sin recordar demasiado. De golpe y porrazo se da cuenta de que está en Florencia (Italia), cuando el último recuerdo que tenía (de tan solo horas antes) era de estar sentado en el campus universitario de Harvard. A partir de allí se desata una secuencia de escenas inconexas, bien planteadas, en donde el espectador debe ponerse en la piel del protagonista, para tratar de hilvanar la poca información que tiene, e ir entendiendo qué demonios pasa.

Aciertos y errores: 

La película tiene un buen comienzo, basando su suspenso en imágenes verdaderas del holocausto en el que el hombre está convirtiendo al planeta. Hambre, desnutrición, guerra, muerte, muerte y más muerte. La aparición de Ben Foster en el papel de Zobrist (es Ángel en "X.Men: La Batalla Final") es sencillamente de lo mejor del film. Su actitud constantemente oscila entre lo tenebroso de su meta en el mundo y lo triste de su mirada tras sufrir al ser humano en sí. Sin lugar a dudas Hanks hace de Hanks y ese duelo es el que tendrá en vilo a todos sobre sus butacas. El problema recae en los demás participantes del juego y sobre todas las cosas, la fidelidad al libro.

Dan Brown hizo mucho hincapié en sus páginas en Valyentha (una asesina encargada de encontrar y acabar con Langdon), la organización que monta el Preboste sobre un inmenso barco en altamar y lo detallado de la ciencia transhumanista, que hoy en día tiene un papel fundamental en los laboratorios modernos. Pero en la película, todos estos tópicos son tratados con mucha liviandad, lo que le hace perder importancia a ciertos temas que le hubieran dado más oscuridad al film. Pero es entendido el por qué de esa decisión.
El director Ron Howard apuntó sus cañones más a la relación entre personajes, casi sobre exagerando las dos historias de amor que se confeccionan, las cuales nunca tienen dicha profundidad en el libro. De todas maneras, ese cambio entre el original y la película, no será el mayor problema del film.

Veredicto final:

Si me tengo que guiar por mi instinto de lector, realmente la película terminó siendo mi gran fracaso del año (incluso diría que superando el fracaso de "Suicide Squad" y "Batman vs Superman"). Quizá tenía la espectativa muy alta, pero esos detalles en el cambio de la historia real y la que decidieron contar, sumado a la temática científica que es el verdadero hilo conductor del libro, el cual es tratado con tan poca fuerza, y (no quiero olvidarme) lo inexpresivo del rostro de la bellísima Felicity Jones para demostrar un solo gesto, me han hecho derrumbar sobre mi butaca.

Es increíble como una historia cuya premisa es invitar al espectador a que participe con esta pregunta, falle en su cometido:

"Si le digo que la humanidad tal como está se extinguirá en cien años...
Pero le doy un interruptor que al apretarlo, la salvará... ¿usted lo haría?
Solo debe saber que al apretarlo, la mitad de la población morirá ahora mismo...
Pero la salvará por siglos...
Entonces... ¿pulsaría ese interruptor?"

Por otro lado, charlando con demás espectadores que no han leído el libro pero sí visto la película, entendí que la historia tiene un vuelo más hollywoodense que despoja lo lindo de las páginas, en pos de sumar más billetes, y lo logra con facilidad, por lo que muchos han quedado realmente satisfechos con lo visto. De igual manera, hay que decir que en dos semanas de cartelera, apenas ha superado en recaudación el presupuesto utilizado para la filmación.

Si tuviera que recomendar algo, es que lean el libro. Se van a encontrar con una historia de esas que te ponen la piel de gallina y te hacen reír, llorar, sufrir, todo en partes iguales. Pero si quieren pasar un buen rato en el cine, pueden ir a ver esta adaptación, que sin lugar a dudas me ha dejado con un sabor amargo.

Adiós, y que sea rock! 
Ale, el Terco





2 comentarios:

  1. Nooo!!! Tenía muchas ganas de ver esta película y mis expectativas eran altísimas, pero si la veo ahora me voy a decepcionar mucho :(
    Muchas gracias por la opinión, es exactamente lo que necesitaba.
    Besitos y que tengas un lindo día :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor! Gracias por el comentario. Si leíste el libro... difícilmente te guste la peli. Hay cambios realmente grandes, que fueron un largo suspiro para Natu y para mi en el cine. De no haberlo leído, quizá sería un buen ejercicio que la mires y nos cuentes tu experiencia. Saludos! Y gracias por pasarte!

      Eliminar